Close

El día en que me convertí en mamá

¿cómo llegué al 7 de febrero de 1992?

Ser mamá. De chiquita no me gustaba mucho jugar con muñecas bebés. Fui siempre más bien de barbies. Y mis barbies nunca hacían de mamá. Eran barbies que se enamoraban de “kenes” y que armaban con ellos aventuras. Mis barbies pensaban solo en ropa linda y zapatos, en citas románticas, en amores tórridos a ratos. Mis juegos de niña se parecían más a Sex &…

Read More