Close

Yo tan buena y los otros ¿tan malos?

En todas partes hay buenas personas, en todas partes también, personas que no saben hacer el bien, no lo aprendieron, no han desarrollado empatía hacia la demás gente…en todo lado hay de todo. Pero no lo olvidemos: todas las personas pueden cambiar, las buenas, de pronto hacer algo malo o equivocado; las que han actuado mal toda la vida, de pronto, aprender a ser buenas.

Todo se mueve y se transforma.
Hablemos de los actos, de las actitudes, de las posiciones, de las acciones, pero no condenemos a las personas, porque así como al mejor mono en cualquier momento se le cae el zapote, de pronto gente de la que no esperábamos nada bueno nos sorprende y es capaz de dar y entregarse desde el amor.

¿Por qué insistir entonces en creernos parte de un grupo especial de “buenos”, de “buenas buenas”, de “perfectos”, de “incapaces de cometer errores”?

Alertas, hay que estar alertas. En cualquier momento metemos las patas. Y si lo hacemos: a rectificar, si se puede, y de igual manera, si siempre hemos sido retorcidas, jodidos o mala nota, pues claro que podemos cambiar. Nunca es tarde.

About the Author

Julia Ardón