Close

Nunca más una democracia secuestrada por el miedo

por Ada Colau

“Mi abuelo era pastor en un pueblo de Huesca. En la guerra pasó miedo. En la posguerra pasó hambre. Recuerdo a mi abuelo comiendo una barra entera de pan en cada comida, no fuera a faltar alimento en los días siguientes. Recuerdo a mi abuelo diciéndome “ninona, no te metas en política”, no te busques problemas. Miedo y hambre son poderosos cinceles, esculpen el espíritu. Pero todos esos abuelos y abuelas esculpidos en la posguerra y en la larga dictadura nos enseñaron que no hay hombres ni mujeres que merezcan un trato distinto por su origen, que la dignidad se lleva dentro, que la honestidad no tiene precio, que hay que ayudar a quien sufre y respetar a quien ayuda. Que las ideas se defienden dialogando, que hay que escuchar al otro, que votar, que decidir, es un derecho conquistado con el sacrificio de muchísmos y muchísimas valientes.
Y eso es política.
Estoy segura de que hoy se sentirían orgullosos de que los nietos y las nietas del hambre hayamos perdido el miedo.
Pensemos en ellos cuando vayamos a votar el 26J, se lo debemos. Y pensemos también en nuestros hijos e hijas. La precariedad, la desigualdad, el exilio, son también cinceles poderosos. No podemos permitirnos una generación esculpida en la resignación. Por eso, de verdad, sin miedo, con esperanza, con la familia, con amigos, con una sonrisa, vayamos masivamente a votar este domingo y echemos a quienes nos quieren en casa y resignados. Nunca más una democracia secuestrada por el miedo”.
 
Fuente: página en facebook de Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona. España 

About the Author

Julia Ardón