Close

Las medallas

(que sean de galleta)

¿Cuántas medallas olímpicas, premios artísticos, galardones, incluso coronas de belleza…se habrán alcanzado tras caminos de lágrimas?

¿ Tiene sentido que algún ser humano sufra para alcanzar un podio que le coloca como mejor entre otros?

Tengo un sueño: que nunca más haya competencias de nada.  Que el arte, los deportes, la vida toda,  sea para gozarla, para compartirla, nada más…
¿ De qué sirven los premios?
¿ De qué sirve la vanidad de sentirse mejor que el resto?

Tengo años de pensar en esto…

No.  El fin no debe justificar los medios, sobre todo si es un fin sustentado en la vanidad de la superioridad.

En todo caso, el oro dentro de un tiempo se nos va a acabar…tendremos que inventarnos medallas de algo más valioso como el agua o el aire…qué sé yo…medallas de besos, medallas de abrazos…o para reirnos: de galletas…frágiles, que si se nos caen se nos quiebren a pedazos. Así a la larga sean más útiles, podrían servirnos para aprender que no tenían importancia.

About the Author

Julia Ardón