Close

La gente es gente

y vale lo mismo no importa la nacionalidad que tenga

” y dejar de fronteras solo el aire”
 
Jorge Debravo.
 
Antes se criticaba a Cuba porque sus ciudadanos no podían salir de la isla, hoy se la critica por dejarles salir.
 
Antes se criticaba a los países que ponían trabas migratorias para dejar entrar a la ciudadanía cubana. Ecuador quitó la visa y se le critica por ello. Luego la volvió a poner y también se le critica por ello.
 
A EEUU se le critica por poner tantas trabas a las migraciones latinoamericanas, pero abren a una nacionalidad y se le critica por abrírsela. Si maltrata a unos ¿ debería maltratar a todos? ¿ O más bien no maltratar a nadie?
 
Cuba dejó salir a la gente, Ecuador la dejó entrar y la dejó salir, Colombia la dejó entrar y la dejó salir, Panamá la dejó entrar y la dejó salir, Costa Rica la dejó entrar y la dejó salir hasta que Nicaragua puso el tapón ( ¡y con qué vehemencia! )
 
Todos esos migrantes cubanos ya hace rato abrían pasado por Nicaragua, El Salvador, Guatemala y México por su propia cuenta y riesgo, viviendo peligros y siendo presas de autoridades corruptas y delincuencia de todo tipo, y a nadie le hubiera importado, como a nadie le importan los montones de guatemaltecos, hondureños, mexicanos y salvadoreños que EEUU devuelve todos los días deportados a sus tierras de origen. ( incuidos miles de niños y niñas solitos)
 
El tema de las migraciones no es un tema de geopolítica. Es humanitario. Es regional y es colectivo.
No pueden los países actuar de modo unilateral ni en un sentido ni en otro, porque hacen daño de todo tipo.
 
Ni EEUU debería poner tanta traba para entrar a nadie ni ningún otro país para que nadie salga, entre o pase por su territorio. Y cada país, cada territorio, como soberano que es, deberá proveer a su pueblo de las mejores condiciones de vida posibles para que no sienta la necesidad tan masiva de irse.
 
La migración es natural, sirve, aporta. Mezcla los pueblos y culturas. La inmensa mayoría de la gente del planeta es descendiente de gente que vino de otro lugar. Todo se ha movido. Todo se sigue moviendo constantemente.   En Costa Rica toda la migración nicaragüense que convive con nosotros trabaja en las cosechas, en la construcción, en la seguridad, en toda clase de oficios y profesiones, ayuda a la economía nacional.  No hay familia tica sin sangre nica, como no hay familia nica sin sangre tica. ¿Desde cuándo nos han puesto a pelear como si fuéramos cosas tan distintas?   Ningún nica se viene para Costa Rica a tirarse en una hamaca a ver llover. Enfrentemos estas situaciones desde nuestra condición humana y dejémonos de patrioterismos obtusos  y egoístas y  no nos dejemos manipular por la politiquería amañada, que la gente es gente y vale lo mismo no importa la nacionalidad que tenga y nadie tiene derecho a cortale el paso cuando decide hacer su maleta y quererse mover.
 
 
 

About the Author

Julia Ardón