Close

Estilos de liderazgo

Para que las cosas cambien, el estilo de los liderazgos tiene que cambiar también.

Algunas mujeres que alcanzan puestos o espacios de liderazgo consideran que para ejercer bien su trabajo deben comportarse igual que los hombres que les antecedieron. Por eso cuesta romper el esquema patriarcal de liderazgo ( sí, de nuevo la palabreja patriarcal). Yo mando, yo digo, no me pregunte, sólo hágalo, no tengo tiempo para escuchar, etc, etc. Así se convierten en algo como “hombres honorarios”, como decía una amiga mía.

De igual modo alguna gente joven que asume espacios de liderazgo repite lo que hicieron las personas que le antecedieron y de ese modo se convierte en vieja antes de tiempo. Se amodorra, se destiñe. Y no es solo un tema de modo de comportarse o vestuario ( que no deja de ser importante) sino de concepción de lo que debe ser el trabajo y las relaciones que establece con quienes considera sus subalternos y no sus compañeros y compañeras de equipo. Se hace adulta honoraria. También.

Tanto esas mujeres como esas personas jóvenes sienten que para ser aceptadas como legítimas en sus posiciones deben disfrazarse de lo que no son, convertirse en señorones.
Cuidadito. Esa es una trampa, y además, creerlo y practicarlo no ayuda a cambiar al mundo, solo lo sostiene igual.

A nivel de gerencias y jerarquías ( otra palabra horrible) debe revisarse constantemente qué estilo de liderazgo estamos reproduciendo y cómo podemos irlo rompiendo para construir uno nuevo, sin olvidar nunca, nunca, que todo comienza por lo simbólico.

About the Author

Julia Ardón