Close

Elecciones de Estados Unidos

 

Para mi Hillary Clinton no tiene carisma, es demasiado conservadora en sus posiciones ( a excepción de derechos de las mujeres y de la población LGBTTI donde si es de avanzada), es demasiado “status quo”. Es incluso más conservadora que Obama en muchos sentidos. Es la carta segura para que no cambien las cosas. Por eso si el gran capital y las corporaciones fueran inteligentes la apoyarían a ella. Solamente que creo que ella queda en un zapato con un detallazo. Toda la gente que ha convocado Sanders, por ser precisamente mucho más progresista en temas sociales y económicos ( bueno, y en todos los temas), es gente que no se sentiría bien representada por ella, y que al mismo tiempo ella necesita para vencer a Trump.
El Partido Demócrata queda ante la gran encrucijada de qué sectores “complace”, queda en el medio….si complace demasiado a las corporaciones perderá el voto de la gente progresista. Si complace a este último grupo las corporaciones ¿se le irán?

Mientras tanto Trump es casi fascismo, locura y un futuro totalmente impredecible. ¿Quién, más allá que el amplio sector conservador, fundamentalista o en extremo ignorante le dará su voto de confianza?
¿Complacerá Donald Trump a los sectores conservadores religiosos? ¿Complacerá a las corporaciones? ¿ O más bien hará siempre lo que le de la gana? Para mi Trump tiene por dios su ego, su vanidad y su afán de lucro. No tiene valores ni principios de ningún tipo. Es una veleta que se mueve allí donde encuentra satisfacción para esos apetitos. Y eso es peligroso para cualquier lado. Para mi Trump así como se puede aliar a Merkel se puede aliar por igual a Putin o al de Corea del Sur. El se acomodará donde estén la plata y el negocio

La cosa no está ni fácil ni sencilla para nadie.

Dos amigos comentaban que qué necedad la de Sanders seguir hasta el final y no se qué. Yo digo, qué valor y qué perseverancia. En la permanencia, compromiso y perseverancia de Sanders se juega la inclusión de las propuestas populares y progresistas en el proyecto en exceso comedido de Hillary Clinton y por ende, la convocatoria a la gente que estaría dispuesta a participar y a votar si ve que ella es algo distinto a “más de lo mismo”.

Y es que Obama logró ganar porque convocó a todos esos sectores llenos de esperanza y su carisma es indiscutible, además de lo que para la gente afroamericana representó, para tanta gente latina también….pero ¿Hillary? La juventud se siente inspirada o motivada por ella. ¿tan señorona?

No puedo olvidar sus reacciones militaristas a cada rato. No me gusta su estilo patriarcal de liderazgo. No la veo todavía representando nada nuevo. Es una señora para mi gusto muy conservadora, dispuesta a lo que sea por llegar al poder, del lado de ese personaje tan feo que es su marido, que llegó a mentir con respecto a algo tan básico como una relación extramatrimonial. No sé.
No me gustan ellos.
Solo me gustan Sanders y su movimiento lleno de gente buena, soñadora y de verdad comprometida.

Ilustración de Jermaine Rogers

About the Author

Julia Ardón