Close

El negocio de la muerte

el mundo al revés

Terminando el último capítulo de la serio: Pablo Escobar “El Patrón del Mal”, de más de 70 capítulos, que acabo de ver en Netflix me  quedo pensando:
¿Qué habría pasado si el negocio de la fabricación y venta de cocaína no hubiera sido ilegal, sino que hubiera sido como el negocio de la fabricación y venta de licor, totalmente legal?
Imagino que sí, que habría habido muertes por adicción a la cocaína, por abuso, por la violencia que provoca en quien la consume, claro que sí. Posiblemente habría causado muchas muertes…pero ¿No ocurre lo mismo por adicción al licor, por abuso, por la violencia que provoca en quien lo consume en exceso?
 
¿Cuántas muertes ha provocado el licor? ¿Quién no tiene en su familia a alguien que haya muerto por alcoholismo?
 
¿Cuántas muertes provoca la guerra del narcotráfico? ¿Cuántas muertes provocó en Colombia? ¿Cuántas provoca hoy día en México?
 
¿Cuántas? ¿Cuánta gente inocente?
 
No sé.
Me quedo pensando.
Al final: la plata se la dejan, los platales más bien, los que siempre terminan haciendo negocio con la muerte: los que fabrican las armas. El legal y redondo negocio de las armas, que se fabrican y se venden en todos los países “civilizados” sin restricción alguna. A ese negocio le conviene que el negocio de las drogas sea ilegal, para tener a quien venderle su mercancía, esa que lanza fuego y plomo y que sirve para acribillar a la gente, sea adicta o no.
 
Para mi, el mundo al revés.
Otra vez.
La pintura corresponde a Fernando Botero, representa la muerte en los tejados del Barrio Los Olivos de Medellín, en diciembre de 1993, del más rico narcotraficante del mundo: Pablo Emilio Escobar Gaviria. Toda una leyenda. Recomiendo la teleserie: Pablo Escobar: “El Patrón del Mal”, de Caracol Televisión. Se puede ver en Netflix. Es excelente. Es nuestro propio y pintoresco “Breaking Bad” al cuadrado y con todo el realismo mágico de nuestras tierras latinoamericanas.

About the Author

Julia Ardón