Close

Ver “Maléfica” con el corazón

bellas despiertas van al cine

Para las mujeres que hemos hecho un trabajo interior profundo, para las que nos hemos cuestionado por qué estamos donde estamos, por qué asumimos los roles que asumimos, para las mujeres críticas, informadas y rebeldes…la película Maléfica está llena de guiños y complicidad.

Las personas con conocimiento de la verdadera teoría feminista, quienes se han acercado a entender las trampas del patriarcado, las personas que han entendido el clarísimo mensaje de Jung con respecto a la complejidad del alma humana, encontrarán en esta obra montones de mensajes clarísimos .

MALEFICA, la nueva película de Disney , evidentemente fue concebida y realizada por gente despierta, por bella gente despierta. El espectáculo visual estético es hermoso y conmovedor a ratos y sobrecogedor otras veces y de una extraordinaria profundidad.

Acercarnos a un cuento de otro modo me recuerda la valiosa revisión que Clarissa Pinkola Estess nos regaló hace unos años con “Mujeres de Corren con Lobos”. En los relatos medievales y los mitos fundacionales de todas las culturas está la fuente de toda la ideología que les sostiene. La historia de La Bella Durmiente del bosque no es la excepción. Me moriría porque el mismo Perrault pudiera venirse desde su tiempo al cine un día de estos a tener la experiencia de re-descubrir su relato desde la mirada contemporánea.

Con cuatro amigas más, todas mujeres despiertas; descubrimos de manera muy clara el significado de muchos de los hechos e imágenes que se muestran de manera tan hermosa en la película. No todas vimos todo igual, obvio; porque no todas vivimos la vida igual ni sentimos igual ni vivimos igual ni hemos tenido las mismas experiencias, pero si tenemos la sensibilidad para reconocernos parte del colectivo cada vez más ancho que sabe que sí, que el cuento no era como nos lo habían contado….y que los príncipes hermosos sirven para muchas cosas, pero no necesariamente para salvarnos ni despertarnos de los sueños, que no hay dolor más terrible que te corten las alas, que las alas las podés recuperar, que a la sombra se le integra, se le acepta y se le ama, que el amor se manifiesta de muchas maneras, y que quien hace daño también se daña a sí mismo, pero puede redimirse.

Compartimos con mucha emoción el planteamiento , además, de que hay “reinos” donde no se necesitan más reyes ni reinas…y que el dolor, el despecho y la tristeza nos puede llevar a ser violentas, malvadas, vengativas y opresoras…que para vencer lo que queremos vencer tenemos que seguir las armas que nos propone el corazón cuando se conecta con la armonía , y que solo el amor verdadero ( comenzando por el propio) nos salva del sueño eterno de los siglos al que el gran hechizo nos ha pretendido confinar.

Todas somos Maléfica, todas somos Aurora. Todos los hombres también pueden ser Stefan. Felipe o el cuervo hermoso y compasivo. El potencial está latente en todas las personas. ¿ qué lado vamos a potenciar con el alimento cotidiano de nuestras acciones?

Vale la pena verla, con los ojos despiertos….los anteojos de la tercera dimensión potencian la capacidad para ver allí donde podemos ver quienes hemos rechazado la idea de ser bellas durmientes para ser mujeres complejas y hermosas despiertas, en fin: HADAS.

La recomiendo mucho para niñas ( grandecitas, porque tiene partes violentas) , para adolescentes especialmente y para mujeres de todas las edades.

( En la foto uno de los personajes más hermosos: la joven maléfica…una niña fuerte que confía y que tiene sentido de pertenencia con respecto a su comunidad y su territorio)
Julia Ardón
San José, Costa Rica
julio 10, 2014

About the Author

Julia Ardón